lunes, 9 de enero de 2012

Review de Zeorymer.

Tenía medio hecha la reseña de Culogane no Lamebarrels y mi primera impresión de esa propaganda automovilística que es Rinne no Lagrange, pero de nuevo para cumplir con los propósitos del año nuevo vamos a decir "A la mierda, vamos a hablar de algo bueno por una vez".

Y aquí está el review de Zeorymer.



Ains, cómo adoro la fluida animación de los mechas ochenteros y los reflejos metálicos de sus armaduras, una pena que no los volvamos más en estos tiempos tan oscuros.

La trama trata de que resulta que la vida de un chico, Masato Akitsu, ha sido una gran mentira y en realidad es un embrión artificial diseñado para pilotar un robot gigante llamado Zeorymer, de una organización megalómana que tienen otros 7 robots gigantes, y ésta quiere recuperar al robot perdido. Nada especial argumentalmente, es solo una serie modesta con modestos robots gigantes peleando en chulas batallas modestamente.

La historia se va haciendo un poco más compleja a medida que se van revelando cosas de los personajes o de la organización en sí...

Pero ya basta de historia de momento, vamos a hablar de Zeorymer, el mecha protagonista.



Zeorymer no es nada especial, pero tiene su encanto, como muchos mechas de los ochenta, luce muchas aletillas afiladas y un cuerpo de metal brillante desde todos los ángulos, puede hacer explotar cosas a distancia con los orbes que tiene en las manos y en el pecho, y cuando colisiona los dos anteriores con éste, puede soltar una luz brillante que lo destruye todo.

Me gusta ese otro orbe que tiene en la cara, es como si fuera un ojo cíclope, pero sin parecerse demasiado a los ojos de los Zakus de Mobile Suit Gundam y conservando cierto estilo.

Los demás mechas también está muy bien, tenemos a uno alado que suelta tormentas y ondas cortantes, a un robot azul y uno rojo que arrinconan al enemigo y lo revientan con bombas de energía, a uno que produce terremotos, a otro que tiene miles de misiles, y mi favorito, un mecha con nombre francés ("Cest la ví" o algo así) que dispara láseres por los dedos y tiene un cañón enorme que casi derrite una montaña (nada que envidiarle al Rust Tornado de Mazinkaiser).

El único mecha que no me gusta es uno raro flotante que no tiene extremidades y dice ser el más fuerte de todos, pero al final explota con nada.

Las escenas de acción son muy buenas, muy bien animadas y mostrándonos los espectaculares ataques de los robots, éstos a su vez muestran un patrón y una estrategia de ataque un tanto interesante.

Entre los personajes tenemos a nuestro protagonista, Masato, a quien vais a odiar y amar al mismo tiempo gracias a su bipolaridad, el Masato que odiaréis no es más que el típico adolescente llorón que siempre trata de huir con el rabo entre las piernas, pero uh oh, en cuanto se monta en el Zeorymer el Masato que amaréis despierta sediento de sangre y con ganas de marcha. Os tiene que encantar en cambiazo que sufre entre las peleas, por un momento está cagándose en los pantalones mientras Zeorymer acumula hostiejas y justo después lo veis disfrutando como un niño alegre explotando cosas mientras sonríe maléficamente.

Masato emo.

Masato BADASS.

El resto de los buenos no son más que clichés, tenemos a la chica de turno y al típico jefe-mentor-guardaespaldas-whatever con gafas de sol, solo sirven para consolar al Masato emo y para que el Masato BADASS les patee el culo, lo cual mola mucho.

Pero los personajes verdaderamente interesantes aparte del Masato BADASS son los malos, son villanos que sufren de las perdidas de sus compañeros, pero en lugar de echarse atrás siguen adelante motivados por la furia y aún con humor de demoler unos cuantos edificios, ¿veis? Así tienen que ser los malos si queréis hacerlos complejos, en lugar de ser mariquitos que cargan con sus "pecados" tienen que ser bestias encabronadas dispuestos a devolverles la putada al bueno.

Un buen ejemplo de lo anterior es la villana principal, se la muestra con dudas y echando de menos al novio al que Zeorymer mató, pero dispuesta a serguir siendo severa y dominar el mundo.

También tenemos a unas gemelas que pilotan a los mechas rojo y azul, la gemela del azul se pasa todo el puto rato envidiando a la gemela del rojo y decide destruir al Zeorymer por sí misma, pero cuando el Zeorymer va a reventarla la del rojo se pone en medio y toma el golpe por ella, revelando que la quiere mucho y dejando muda a la otra, abrazándose mientras el Zeorymer las vuela en pedazos. Algo genérico, pero sigue siendo enternecedor.

Pero el mejor de todos es mi malo favorito, un tío enmáscarado que pilota al mecha de los láseres de los dedos, no es el mejor porque sea BADASS (que lo es) sino porque, inintencionalmente, es desternillante, resulta que lleva la máscara porque tiene cara de mujer y pelo largo, y se muestran flashbacks de cómo los demás malos se cachondeaban de él. No sé si será una parodia sutil o algo accidental, pero tío, cómo me he reído, juas juas juas.


Pero sí, la máscara está muy chula.

Como podéis ver, durante un momento más que un anime de mechas parece una película Slasher en donde Zeorymer y el Masaki BADASS son los asesinos y el resto de malos las pobres víctimas. Una idea interesante, la verdad.

El primer OVA te introduce bien al tema y el segundo y el tercero son geniales, pero lamentablemente el cuarto OVA es una cagada.

Lo único que merece la pena de este episodio es el Masato BADASS, que sigue tratando a los demás como las mierdas que son y pasando de pilotar a su mecha, pero no en plan "Buahhh, tengo miedo de pelear", sino en plan "Meh, no hay ganas, quizás más tarde", deberían hacer menos protas cagones y más protas vagos en más animes de mechas.

Zeorymer ya destruyó a cuatro de los siete robots, el mundo está en ruinas y los tres restantes deciden atacarle a la vez, esperas una batalla colosal que dure como mínimo medio capítulo pero al final solo discuten un poco y Zeorymer los fulmina a todos en menos de un segundo. Luego el prota y la chica deciden ir a por la mala, que ésta les ha retado de paso, Masato se coloca los cojones de una vez y decide salvar al mundo de semejante megalómana mientras decide combatir contra su personalidad asesina, y ahí están, el Zeorymer en frente de la base destruida mientras la mala sale con dos ovarios, así que ahora es cuando ésta saca un robot de repuesto para una batalla final o al menos tendrá el valor de insultar a su adversario, ¿no? Pues nop, Zeorymer la desintegra mientras ella se queda parada como una diana y de repente saltan los créditos.

¿Qué carajo? ¿Ya está? ¿Eso es todo? ¿Ni una batalla final ni una lucha mental del prota ni nada? Joer, parece que pillamos a los animadores en un viernes o algo...

Nota: 7 sobre 10

Final de mierda, pero no está mal, está entretenida, evitad el OVA 4 y os divertiréis con ella.

El Masato emo es insoportable, pero confiad en mí,
merece la pena aguantarlo para ver al Masato BADASS.



Curiosamente, el manga original de Zeorymer es un hentai. Sí, probablemente en el manga me haya perdido alguna que otra cosita que no haya salido en los OVA, pero ya lo reseñaremos después.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

sos de madera opinando, yo soy mejor que vos =)

Gonzalo Javier Guanuco dijo...

Me mato de risa tu review, la serie es buena (no voy a argumentar, ya que no hay ganas xD), aunque es perfectible en muchos aspectos. Con respecto a lo del manga, la serie del manga solo tiene el nombre, ya que las historias son totalmente distintas.

L6944 dijo...

Tratare de verla tengo ganas de ver cosas
BADASS

Related Posts with Thumbnails