martes, 9 de marzo de 2010

Joder, que puta mierda de pesadilla he tenido.

A lo largo de mi vida he tenido tanto maravillosos sueños como horribles pesadillas, he soñado con el juego de Megaman perfecto tanto con cómo que me cortaban la cabeza en dos, he soñado con enrollarme con Morrigan Aensland en una ducha tanto con miles de gárgolas de cinco metros de altura matando gente, incluso he soñado con marujas hablando literalmente en un idioma extraterrestre.

Casi todos los sueños que tengo o son malos o son buenos, pero joder, el que acabo de tener esta noche ha sido una puta mierda de pesadilla.
El sueño era el siguiente:

Eran las seis de la tarde, ya era medianoche, pero ahí eran las seis de la tarde porque sí, estaba jugando a una especie de Metroid Prime, en el cual un jefe final acuático me estaba dando problemas, así que decidí descansar un poco y masturbarme pensando en Samus Aran.

De repente en el baño encontré un sillón y un televisor, el televisor igual vale ¿Pero un sillón en un baño? En fin, como estaban ahí decidí sacarle provecho al asunto y tener la oportunidad de ver la tele, ahí comenzó la pesadilla.

Supongo que os imagináis que el televisor se convirtió en un robot asesino, un monstruo o alguna que otra gilipollez, pero no, no era nada de eso, ni siquiera era telebasura ni una película mala, ERA UN PUTO EPISODIO DE LOS SIMPSONS, con el opening y todo.

Intenté pillar a Willie con el traje de Freddy, pero me temo que os vais a tener que conformar con esto.


Si tenéis sentido común sabréis que me estoy refiriendo a las putas mierdas de nuevas temporadas, no a las simpáticas anteriores, y no era un episodio que había visto, era un episodio creado completamente por mi mente, pero con todas las características de las nuevas temporadas, incluyendo el doblaje repelente de Homer (el doblaje del sueño era el de España por supuesto)

El episodio trataba del Señor Burns siendo enterrado vivo, pero resulta que enterraron a Nelson con él, pero Lou, el policía negro, lo rescata (y deja a Burns bajo tierra) y descubrimos que Lou era un famosísimo actor, y Nelson se vuelve su admirador.

¿Qué decide hacer Nelson entonces? Lo obvio, quedar con Jimbo y el resto de abusones para secuestrar bebés y criarlos ellos mismos con cariño y devolverlos mientras que secuestran a Shigeru Miyamoto, y ahora planean secuestrar a Maggie para criarla mientras que deciden secuestrar a Hideo Kojima.

Y ahí termina el sueño, gracias a Dios que tengo un despertador.

Aunque las apariciones de Miyamoto y Kojima no lo insinúen, el episodio era una puta mierda, al igual que el resto de episodios que transmiten hoy en día, chistes malos, Homer de nuevo demostrando lo tonto que es, en resumen, nada nuevo.

Podría haber soñado con un cachalote comiéndome, podría haber soñado con ser aplastado por el tercer coloso de Shadow of the Colossus, incluso podría haber soñado con la misma Samus reventándome la cabeza ya que estaba con Metroid, pero no, ahora resulta que los nuevos episodios de los Simpsons son lo suficientemente malos como para producirme pesadillas, ni Freddy Krueger se atrevería a darme una pesadilla así.

De lo único de lo que estoy seguro, es que jamás volveré a ver un episodio de los Simpsons.

Cierro con una imagen de mi amada Sakuya porque sí.

Sakuya, mi amor, ya he soñado con Samus y con Morrigan.
¿Cuándo me permitirás soñar contigo?.

4 comentarios:

V101V dijo...

El sofá de los Simpsons al lado del váter, menuda metáfora!
A ver si tienes suerte y la próxima sueñas con Futurama que está mucho mejor.

:Pablo dijo...

No me gustan los Simpson. Antes sí, ahora ni nuevos, ni viejos, ni nada. Toda serie americana de humor comparada con Metalocalipsis, American Dad y Futurama pierde (sí, en ese orden las pongo)

Blue Striker dijo...

[V101V]

Esperemos al menos eso.

[:Pablo]

Cierto, hay series mucho mejores que los Simpsons.

Anónimo dijo...

extremadamente aburrido

Related Posts with Thumbnails