miércoles, 8 de agosto de 2012

MEGAMARATÓN 02: El resto de la saga clásica.

Megaman 7:



Hay mucha gente que mira raro a este juego debido a que es éste el que terminó la era de la NES y dicen que no ha cogido la esencia de éstos últimos, pero personalmente yo creo que, de todos los juegos de Megaman, éste es el segundo mejor al que he jugado.

En el anterior juego el Dr. Wily fue encarcelado para siempre, pero resulta que tenía guardados unos robots de repuesto para sacarlo de prisión y ponerse en acción de nuevo, y éso es lo que también va a hacer Megaman.

Para la SNES, los gráficos y los sonidos son todo una delicia, las animaciones son fluidas, los escenarios son muy detallados y la música está muy currada, pero sin perder el encanto de las sintonías MIDI de la SNES.

Las mejoras no se limitan al aspecto visual y sonoro del juego, en cuanto a jugabilidad el juego trae muchísimas cosas nuevas.

Para empezar, tras iniciar el juego, en lugar de llevarnos a la selección de fase, empezamos una fase inicial que nos sirve para acostumbrarnos a los controles y practicar un poco, es aquí donde conocemos a Bass, el futuro rival de Megaman y uno de los personajes más chulos de toda la saga, un robot que adora luchar y lo que más desea en el mundo es ver a Megaman en la chatarra, es como Shadow de Sonic, pero mucho más guay y llegando mucho antes, hasta tiene a Treble, un perro similar a Rush que hace de contraparte de éste. BASS es BAdaSS.



El juego también introduce las tuercas, cosas que vas coleccionando en las fases para luego llevárselas a Auto, un nuevo robot ayudante con una especie de tienda en donde, a cambio de dichas tuercas, te dan vidas extra, tanques de energía, ciertos ítems y mucha mierda útil. Rush sigue sabiendo hacer trucos muy útiles como convertirse en jet o sacar su trampolín, y también puede buscar en el suelo para buscar cosas, y Beat también vuelve, pero en lugar de atacar a los enemigos, de vez en cuando puede cogerte cuando caes en un precipicio.

También hay muchísimos power ups escondidos en las fases y muchas veces debes ayudarte de los items o de las armas que vas consiguiendo para acceder a las zonas que antes no podías llegar, por lo que vas rejugando las fases para buscar los secretos, así yo he disfrutado mucho observando mejor los niveles e interactuando más con ellos.

Y macho, no veas las cosas que puedes pillar aquí, por ejemplo puedes encontrar un power up que le permite a Rush convertirse en una armadura de nuevo y usar el Jet Adaptor, y lo mejor de todo es que ahora el Jet Adaptor viene con un Rocket Punch que al mismo tiempo puedes potenciar aun más.

Puedes buscar a Protoman, luchar con él y ganarte su escudo, el cual te permite protegerte de los disparos enemigos, nada extraordinario, pero sigue siendo práctico.

Pero aun con estas nuevas ventajas, el juego sigue siendo muchísimo más difícil de lo que recordaba. El plataformeo sigue siendo una odisea que pondrá a prueba tus reflejos y tu habilidad con el mando, y habrá mucha mierda de la que tendrás que estar atento, y aparte de éso, los jefes del juego, los robot másters, son muchísimo más difíciles ahora, ya que mientras los robot masters de NES tenían un patrón de movimiento y uno o dos ataques, los de éste juego se mueven más que el diablo jugando al trute y muchos de ellos tienen  hasta tres ataques que por supuesto no dudarán en variar para confundirte.

Y otra cosa que los hacen más temibles, mientras que los robot masters de la NES tenían tu misma altura, los de la SNES ahora son muchísimo más grandes. Personalmente me gusta muchísimo este nuevo modo de diseñar a los robot masters, siguen siendo tan pintorescos como sus antecesores, pero al mismo tiempo se ven más actualizados y mucho más prominentes.

Tenemos a Burstman, un robot con bombas y burbujas que te atrapan y te llevan a unas espinas en el techo que te matarán al instante, este tío aún me da pesadillas tras morir tantas veces con sus malditas burbujitas, tiene un nivel acuático que se da en una fábrica, muy curioso.
Tenemos a Slashman, es básicamente Lobezno versión robot, y lo jodido de él es que no sólo es muy rápido, sino que del techo cae pegamento rojo que ni te permiritá saltar ni disparar, tiene una pasada de nivel con una jungla llena de dinosaurios robots.
También tenemos a Springman, de todos los robot masters es el más ridículo que se haya podido diseñar, pero créeme, aunque te parezca imposible, este bastardo te pateará el culo sí o sí, su nivel está lleno de muelles que te hacen saltar mucho, es estúpido, pero joder si es divertido.
Tenemos a Junkman, el primo Zumosol de Dustman del cuarto juego, evidentemente tiene una fábrica y te ataca con chatarra, también me gusta mucho como luce, parece un monstruo de Frankenstein robot.
Luego está Turboman, un transformer coche de carreras, el jefe en sí es dificilillo y te hace estar pendiente de muchas cosas, pero lo verdaderamente temible de él es su fase, neumáticos que te empujan a pinchos letales, muchas llamas que salen y vuelven a salir, corrientes de fuego que te matan de inmediato y debes bajar rápidamente para evitar que te pillen (igualito que los láseres de Quickman del segundo juego) y un camión con cara de cabreado.
Luego tenemos a Cloudman, otro robot aéreo con una fase aérea, pero más que jugar con los saltos como los otros, aquí juegan más con las lluvias y el clima, y Cloudman no se limita a volar por ahí, también te lanza rayos.
Después tenemos a Shademan, un robot vampiro con una fase llena de robots cuervos, robots zombies, robots calabazas y todo éso en un castillo oscuro.
Y finalmente tenemos a Freezeman, el robot de hielo de turno, de todos los robot masters del juego él es el más difícil de los tres, no se está quieto un segundo y tiene muchísimos ataques con los que bombardearte.

En lugar poder elegir entre 8 fases empiezas con 4, y las otras 4 se desbloquean cuando completes el nivel intermedio que a su vez desbloqueas completando las 4 primeras fases, el Museo de robots. Éste es un nivel un tanto nostálgico, puedes ver a varios robot masters de juegos anteriores como Quickman, Pharaohman y Blizzardman en unas cápsulas de cristal mientras que la música de fondo es una combinación de los temas de Gutsman, Heatman y Snakeman. Luchas contra un payaso robot muy raro al que le tienes que volar la cabeza mientras Wily se lleva a Gutsman.

Hmmm, no sé, sigo creyendo que Skullman le pega más a Wily, debería haberse llevado a ése.

Por supuesto, tras derrotar a los 4 restantes, toca ir al castillo de Wily, en donde no sólo luchas contra sus robots gigantes guardianes, sino también con Bass dos veces más, una a cañonazos, y una que, si tienes el Jet Adaptor, es una de las peleas de videojuegos más BADASS de la historia, al igual que tú Bass puede usar a Treble y tener su propio Jet Adaptor y puño cohete, y creo que tu imaginación ya puede deducir la brutalidad de la escena que estoy insinuando.

Wily sigue usando su patrón de usar una máquina grande y luego una cápsula, la cápsula de este juego es la más pesada, insoportable y agobiante de toda la saga, como las otras se pasa todo el rato teletransportándose mientras te tira bolas de energía, pero pasa que las bolas de energía son de fuego, hielo y electríco, las de fuego te quitan mucha vida gradualmente, las de hielo te inmovilizan y las eléctricas simplemente escuecen muchísimo, añadiendo que siguen un patrón demasiado rápido, puedo decir que casi me he quedado calvo de los tirones que me dado con tanta frustración.

El final del juego ha saltado muchas dudas sobre Megaman, ya que en la versión occidental del juego, Megaman quería matar a Wily de una vez por todas, mientras que en la versión japonesa se mantenía dudoso, hay gente que dice que ése momentáneo instinto asesino le dió muchísima seriedad al personaje, y también hay gente que dice que con éso Megaman se sale del personaje, ya que Megaman es muy conocido por ser un gran pacifista y ser un tío muy amistoso. ¿Qué creo yo? Bueno, por un lado sé que no es muy propio de él matar a sangre fría, ¡pero es lógico que a estas alturas esté hasta los cojones de las tonterías de Wily, lleva años y años detieniéndolo sin descanso!

Aun con éso Bass viene al rescate y saca a Wily de allí, y el juego termina con Megaman caminando mientras la fortaleza de Wily arde detrás de él.

Hay gente que dice que los verdaderos juegos emblemáticos de la franquicia en la era de la SNES son los Megaman X, y no les falta razón, pero la verdad es que Megaman 7 no hizo nada mal su trabajo y se convirtió en un juego jodidamente bueno.

Si ya te has pasado el 2 y quieres más, entonces no dudes en echarle un vistazo a éste. El juego también trae un modo versus con el que puedes jugar con Bass y luchar contra Megaman o viceversa, buen detalle.

Megaman 8:



Éste fue el primer Megaman que jugué, tendría como unos 6 años cuando lo tuve, para aquél entonces yo siempre buscaba un personaje de color azul con el que identificarme y estaba cabreado debido a que nunca encontraba uno, hasta ése día en el que mi padre me llevó a una tienda de videojuegos y ahí lo ví, esa carátula con Megaman sujetando su Mega Buster mientras en el fondo estaba el Dr. Wily riéndose, justo tras mantener el contacto visual con él me cagué en los pantalones de la emoción y le rogué a mi padre que me lo comprara.

Fue ponerlo en la bandeja de mi PSX y lo primero que hizo el juego fue reventar mi mente con el opening más épico, espectacular y alucinante que haya podido ver en videojuego alguno.



Oh sí, cuando ves ésto, puedes decir sin ningún tipo de arrepentimiento que ahora el opening de Metal Gear Solid 2 puede irse a chupar pollas en el Infierno. Megaman pateándole el culo a muchísimos robot masters, el cambio de melodía que surge cuando aparece Protoman, el Yellow Devil y demás robots colosales destruyendo la ciudad mientras Bass y el Dr. Wily se muestran amenazantes, simplemente genial.

Y por supuesto el juego en sí también era genial.

Al igual que todo niño de aquella época, nos molaban más los juegos en 3D y considerábamos a los juegos con animaciones de sprites como cosa del pasado, pero este juego fue el que me hizo tratar con muchísimo más respeto a los juegos en 2D. Visualmente el juego era una obra de arte, todo se veía muy bien animado y al mismo tiempo muy bien dibujado, todo se movía con completo dinamismo y lucía genial.

La banda sonora del juego fue la polla en bicicleta montada en tren, conservaba su estilo Megamanesco y al mismo tiempo resaltaba con un bajo cojonudísimo.

También habían varias escenas anime para ciertos cutscenes, muy bien hechas y resaltando escenas muy memorables, te hacen querer que haya un anime de Megaman exactamente así.



La historia sigue siendo en principio la misma, el Dr. Wily quiere dominar el mundo y Megaman debe deterlo, pero esta vez también han añadido algo nuevo para variar un poco: Dos robots luchan en el espacio y caen en la Tierra, tras ser recogidos podemos ver que uno porta una energía maligna que el Dr. Wily instala en sus propios robots, y el otro es Duo, un robot justiciero BADASS al que Megaman rescata y éste le ayuda.

Una pega del juego es que comparado con otros juegos de Megaman, éste es bastante facilillo, tampoco es un juego para bebés en donde al mínimo obstáculo te asaltan con un tutorial para explicarte cómo darle al botón de saltar (bueno, quizás exceptuando una fase en donde te sacan señales que te avisan cuando debes saltar y deslizarte, pero de resto os juro que no hay nada molesto).

También han quitado varios power ups tradicionales pero al mismo tiempo han añadido varios nuevos, por ejemplo Rush ya no puede convertirse en una armadura ni usar su muelle, pero le han puesto la habilidad de transformarse en una moto, lo cual es bastante chachi. También han quitado los tanques de energía, pero al mismo tiempo han añadido para el Mega Buster power ups con rayos láser, flechas y disparos más rápidos que puedes comprar con las tuercas que vas recogiendo en el juego.

Aun si el juego se ha ablandado un poco, no se queda nada atrás con el diseño de los niveles y éstos siguen siendo muy divertidos de jugar, y continúan requiriendo bastante habilidad y práctica para completarlos.

Los niveles siguen siendo tan interactivos como lo fueron sus antecesoras y los jefes tienen esa actualización tan genial que hubo en el anterior juego, al igual que Megaman 7, tras la fase inicial luchas primero contra cuatro robot masters y los otros cuatro restantes se desbloquean cuando te pasas la fase intermedia.

En la primera ronda tenemos a Tenguman, el más BADASS de los robots aéreos, en su fase no sólo te pasas el rato saltando plataformas procurando no caerte, también hay un momento en el que te subes a Rush y vuelas con él luchando contra ballenas zepelines, dragones mecánicos y atacas una nave gigantesca desde fuera y desde dentro.
Después tenemos a Frostman, el robot master más grande de todos, en su nivel debes ir montado en una tabla de snowboard esquivando obstáculos, y aun con las molestas señales anteriormente mencionadas, sigue requiriendo mucha atención.
Grenademan también es un robot bestial con un gran surtido de bombas, su nivel, la fábrica, tiene muchas cosas divertidas como bloques destruibles, caminos de dinamita y martillos en el fondo.
Clownman es un robot payaso con brazos eléctricos que se mueve por todos lados y su nivel es un parque de atracciones que es tan divertido como pinta, y tan desafiante como esconde.
En la segunda ronda tenemos a Swordman, un robot con una espada de fuego y con la mitad superior del cuerpo flotando, en su fase, el templo, hay que utilizar las armas obtenidas en ése momento para superar los puzzles.
Luego está Aquaman, un robot tanque de agua con mucha pluma gay, hay fans que lo odian a muerte, pero la verdad es que a mí me cae bien, obviamente está en una fase acuática, y curiosamente éste es el único juego en donde Megaman puede nadar.
Tenemos a Searchman, un robot militar con dos cabezas con un nivel que se da en una selva y debes balancearte mucho sobre los postes en donde debes colgarte.
Y para terminar tenemos a Astroman, un robot espacial muy asustadizo que tiene una fase jodidamente rara en donde no sabes qué coño está pasando y crees que de algún modo te has drogado mientras juegas.

Una cosa que hace bastante mágico al juego es que en su momento, CAPCOM propuso una encuesta para diseñar a varios robot masters, y la gente podía enviar sus dibujos para participar, en los títulos de crédito puedes ver muchos de los dibujos y bocetos que los fans han enviado.

Otra cosa que me gusta mucho del juego es cuando atacas a un robot master con su debilidad. En los juegos de NES los robot masters simplemente recibían mucho daño, en Megaman 7 ya tienen una animación más concreta, pero en Megaman 8 reaccionan de una manera muy divertida. Por ejemplo, cuando le das a Frostman con su punto débil, se pone a llorar como un niño, y cuando le das a Aquaman, su cristal se parte en dos y sale despedido por el aire, aunque si le das a Grenademan con su punto débil puedes ver que es masoquista, ya que en lugar de quejarse suela un "Oh yeah".

Tras derrotarlos haces lo típico, vas al castillo de Wily, luchas contra un robot piñata, un robot jet, el Green Devil (un primo del Yellow Devil) y tienes una espectacular pelea con Bass combinado con Treble.

Esta vez la pelea contra Wily no se limita a disparar y esquivar, también tienes que cerrarle la boca a su nave cráneo o si no te soltará un disparo inesquivable, el Wily Capsule de aquí hace algo interesante, te tira bolas energéticas, pero combinando todos los patrones de los anteriores juegos.

Derrotas a ése viejo verde y disfrutas de un una buena escena anime.

No es la sesión de tortura que son sus antecesoras, pero sigue siendo tan desmadrantemente divertido como cuando lo jugué de pequeñito, si los Megaman de NES y SNES se te dan como el culo y buscas un juego que te introduzca al tema jugablemente, o simplemente buscas un juego nostálgico de PSX con el que pasártelo muy bien, entonces este juego es para tí.


Los juegos de Game Boy:



Sí, también hay Megaman para el ladrillo portátil de Nintendo, y traen tanta nostalgia como sus contrapartes de NES, en general pueden parecer completos calcos de los anteriores mencionados, pero al mismo tiempo tienen ciertas diferencias muy interesantes, han salido un total de cinco juegos de ña franquicia para esta consola.

El primer juego, por supuesto, es la adaptación del primer Megaman de NES, pero con la mecánica que se empezó a usar en Megaman 2. También han quitado a Gutsman y a Bombman del juego, por lo que sólo tienes cuatro niveles con cuatro jefes, Iceman, Fireman, Elecman y Cutman. Y lo curioso es que en el castillo de Wily no vuelves a luchar con los robot masters que has luchado antes, sino con cuatro robot masters de Megaman 2, Quickman, Flashman, Bubbleman y Heatman, (¿y por qué meter a dos jefes de fuego en el mismo juego?... Bah, da igual).

Después luchas contra el primero de los Megaman Killers, los rivales de Megaman en los juegos de Game Boy, en este caso Enker, un robot con una lanza que puede absorber tus ataques y usarlos para dispararte una onda de energía, después de éso luchas contra Wily montando en una cara suya mecánica y fin del juego, es el Megaman más corto de todos, pero la música es excelente.

Me encanta cómo enseñan el esqueleto de Megaman, puede parecer un chaval simpático, pero en el fondo sigue siendo un gran robot patea culos.

En el segundo juego empiezas con los 4 niveles de los robot masters restantes del Megaman 2 de NES, Metalman, Woodman, Airman y Clashman (sí, se han equivocado con Crashman, pero recordad que los japos tienen problemas con la l y la r) y de nuevo, una vez en la base de Wily, en lugar de luchar de nuevo contra los anteriores jefes, luchas contra 4 del próximo juego, Hardman, Topman, Magnetman y Needleman, pero esta vez en lugar de luchar contra ellos directamente tienes que jugar sus niveles. También Rush está disponible en el juego, un número antes de su salida original.

Luego luchas contra Quint, un Megaman del futuro reprogramado por Wily cuando éste viajó al futuro, pero en lugar de usar el Mega Buster usa un palo saltarín taladrador, luego luchas contra Wily en su armadura y fin del juego.

La música no es tan buena como la del primer juego y en lugar de sacar el potencial de la consola, son los pitidos pitidos gameboyescos. En general el juego no está mal, pero no es nada especial.

El tercer juego de Gameboy ya empieza a calcar más de sus contrapartes de NES, aquí se repite el patrón y luchas contra cuatro robot masters de un juego y cuatro del siguiente, Sparkman, Geminiman, Shadowman y Snakeman, y después Diveman, Skullman, Drillman y Dustman. Al igual que Rush, el rayo recarga también se adelanta un número y llega un juego antes. El juego también puede llegar a ralentizarse bastante y hay cosas mucho más lentas de lo que eran en las versiones de NES.

En los niveles del Dr. Wily inmediatamente dejan de calcar a los juegos originales y nos traen minijefes nuevos, niveles nuevos y música nueva, todo éso siendo brutalmente bueno. Aquí sale el segundo de los Megaman Killers, Punk, una versión más humanoide y ruda de Needleman. Y finalmente luchas contra Wily montado en un cómico minimecha.

El juego al principio parece un reciclaje de otros juegos, pero en los últimos niveles estás más que acelerado,  nada sobresaliente en general, pero climax sobresaliente.

El cuarto juego de nuevo recicla elementos de, esta vez, el cuarto y quinto juegos de NES, y como siempre, luchas contra cuatro robot masters de uno (Toadman, Ringman, Pharaohman y Brightman) y cuatro del otro (Napalmman, Crystalman, Chargeman y Stoneman) y como Megaman Killer tenemos a Ballade, un robot que dispara bombas.

Al igual que el tercer juego, al principio es lo mismo que has jugado en la NES, pero los últimos niveles son espectaculares, y en esta ocasión vuelves a luchar contra Wily montado en un Mecha gigante.

Megaman V:



Lo siento por vuestro querido Pokémon rojo y por vuestro estúpido Charizard, pero éste es el juego de Game Boy más épico jamás programado y también el mejor Megaman de la misma consola.

Al contrario que los otros cuatro juegos, aquí no se imita nada de los otros juegos y todo lo que nos traen aquí es completamente nuevo. Hasta le han dado un arma nueva al propio Megaman, en lugar de disparar un rayo recargado, Megaman dispara su propio puño, igual que en Megaman 7 pero sin necesitar a Rush.

En lugar de enfrentarnos a Wily y a los robot masters nos enfrentamos a unos robots espaciales llamados Stardroids, robots que representan cada planeta del sistema solar liderados por Terra, un robot con una melenaza enorme que deja fuera de combate a Megaman, y siguiendo con la tradición, luchas primero contra 4 y luego contra los otros 4, pero más al estilo de Megaman 7 y 8.



En primer lugar, en la Tierra nos enfrentaremos a Mercurio, un robot gelatinoso que está en una fábrica, Venus, un robot con burbujas con una fase con más burbujas, Neptuno, un robot marino que está en un portaaviones, y Marte, un robot tanque similar a Napalmman en una fase llena de explosivos.

Después lucharemos contra Dark Moon, otro familiar del Yellow Devil, y tras derrotarlo podremos ir al espacio y desafiar a los demás Stardroids en sus planetas natales.

Los Stardroids restantes son Júpiter, un robot pájaro eléctrico con una fase eléctrica con hielo (¿ein?), Urano, un Gutsman con cuernos con una fase subterránea, Saturno, una especie de cruce entre Flashman y Gravityman con una fase que juega con la gravedad, y Plutón, un robot felino con otra fase subterránea.

Tras destruirlos nos vengaremos de Terra, le patearemos el culo y... Vaya hombre, al final el Dr. Wily sí que estaba detrás de todo ésto.

Aun así este juego tiene unos de los mejores niveles de Wily de toda franquicia, en primer lugar Rush se transforma en una anve espacial y vas luchando contra asteroides, robots espaciales y como jefe te enfrentas a una estrella de la muerte que dispara rayos colosales. Luego, a medida que avanzas peleas contra los Megaman Killers y Quint, luchas contra Wily de nuevo y sus máquinas y te pasas el jueg...


Oh, no, espera, al final Wily no es el malo final, sino es Sunstar, un robot dios antiguo que tiene ataques brutales y técnicas mortíferas, y cuando lo derrotas ahora sí que te pasas el juego, un gran juego que saca todo lo bueno de la vieja Game Boy, así que si quieres jugar a un Megaman de esta consola portátil, entonces no lo dudes, ésta debe ser tu elección obligada.

Megaman Wily Wars:


Durante mucho tiempo Megaman siempre ha sido una franquicia nintendera, pero Megaman Wily Wars es su épico paso momentáneo a la Sega Genesis, tan épico que incluso dibujaron a Megaman y a Sonic dándose la mano.

Joder sí.

En general el juego es un remake de los tres primeros Megaman de NES, y exceptuando ciertos cambios en la mecánica del juego, en general es sólo un remake estético y sonoro. Aun así se añadió la función de guardar la partida, lo cual no sólo se puso por comodidad, sino también por necesidad.

Hay un modo extra que se desbloquea una vez termines los tres juegos, el cual es la Torre de Wily, un modo de juego similar a las fases finales de Wily, pero endureciendo los retos de los tres juegos. Se te da la posibilidad de elegir 8 armas de todas las conseguidas de los robot masters al igual que varios items y la acción comienza.

También hay unos robots nuevos llamados la Unidad Génesis (y no, el nombre no es casualidad), compuestos por Buster Rod G, un robot mono con un bastón, Mega Water S un robot kappa con un escudo de agua e Hyper Storm H, un robot enorme con dos putas barras de energía, la madre que me trajo.

Y finalmente luchas contra Wily con otro mecha muy chulo al que debes volarle las piernas, el cuerpo y finalmente la cabeza.

Gran juego, pero en general son varios de los juegos de NES en un solo cartucho con unos cuantos extras, así que juégalo sólo si te apetece rejugarlos.

Megaman & Bass:



Aquí tenemos a unos de los últimísimos juegos que han sacado para la SNES, en pleno 1998, para aquél entonces estábamos alucinando con la PSX, la Nintendo 64 y la Sega Saturn, así que imagínate. De todas formas este juego sólo salió en Japón, y según tengo entendido allí las consolas pasadas suelen durar un poco más aun si sus sucesoras llevan dominando el terreno algún tiempo. El juego llegaría varios años después para la Game Boy Advance.

La mecánica, los gráficos y la jugabilidad del juego explotan todo el potencial de la SNES, y de no ser por el sonido mediosupernintenderesco (que aun así era muy muy bueno) casí podrías confundirlo como un juego de PSX.

La gran innovación del juego es que podemos jugar con Bass, el cual puede disparar rápidamente en varias direcciones, puede deslizarse para ir más rápido y puede saltar dos veces, y por supuesto también podemos jugar con Megaman con su habilidades tradiciones.

La historia consiste en que un nuevo robot llamado King decide formar la rebelión de las máquinas y esclavizar a la humanidad, tras enterarse de ésto Megaman y Bass han unido fuerzas para detenerlo... Pero a la mierda, ya sabéis que al final es Wily el que está detrás de todo ésto.

La fase inicial se da en el museo de robots, lo cual significa más nostlagia con buenos elementos de los juegos anteriores, como las llamas de la fase de Fireman, los taladros de la fase de Metalman y la lluvia de la fase de Toadman, luego de pasarnos esta fase esta vez no elegimos ni entre todos los jefes directamente ni entre cuatro de ellos, en lugar de éso al principio sólo podemos elegir a 3, y cuando derrotamos a uno de ellos se desbloquean otros dos hasta sacar a los 5 restantes.

La tienda también está disponible, por lo que toca recoger tuercas para comprar muchas cosas, entre ellas un power up que le permite a Treble convertirse en una armadura para Bass igualita a la de Megaman 8, jodidamente genial.

Como robot masters tenemos a Coldman, un robot nevera en una fase de hielo, a Groundman, un robot taladro con una fase bajo tierra, a Burnerman, un robot de fuego con una fase en una jungla llena de trampas, a Magicman, un robot mago con una fase divertida similar a la de Clownman, a Dynamoman, un robot eléctrico con una bombilla en la cabeza, a Pirateman, un robot pirata con una fase acuática y... ¿Tenguman y Astroman? ¿Qué hacen éstos dos ahí?

Desgraciadamente el juego recicla muchísimos enemigos de Megaman 8, pero al mismo tiempo les dan ciertos elementos para al menos interactuar con ellos de otra forma.

Durante las fases también tenemos que coleccionar los CDs, unos discos un tanto curiosos que contienen los datos de todos los personajes del juego, no sólo Megaman, Roll, Protoman, Dr. Light y Dr. Wily, sino también de todos los robot masters que han salido, y coleccionarlos es muy divertido, porque dichos discos reflejan los gustos y personalidades de los personajes de una manera muy cómica, por ejemplo, ¿sabías que a Metalman le gustan los frisbees pero no le gustan los perros debido a que los cogen? Juas juas juas juas.

Después de completar los niveles y jugar una fase en donde debes usar las armas conseguidas para resolver unos puzzles, finalmente luchas contra King y sus robots y derrotas al Dr. Wily una vez más.

De los juegos oficiales del Megaman clásico fue el último que salió durante muchísimo tiempo, por lo que durante ése tiempo se le ha considerado como el Megaman 9 de la saga, hasta que el auténtico Megaman 9 llegó.

De todos modos es aquí donde el Megaman clásico entraría en un largo sueño, pero gran juego de despedida.

Super Adventure Rockman:


Siempre he pensado que, haciéndolo muy bien por supuesto, Megaman tenía potencial para ser un muy buen anime. Desgraciadamente la han cagado épicamente cuando lo intentaron y ésto es lo más cercano que podremos tener.

Más que un videojuego, Super Adventure Rockman es más como una película con ciertos momentos jugables e interactivos, como QTE y por supuesto las peleas, pero aquí las peleas de Megaman son en primera persona y debes disparar cuanta mierrrda te salga delante. Y qué puedo decir, para ser un Megaman el gameplay apesta bastante, se siente más como un shooter barato y no hay música de ambiente.

Éste es uno de ésos juegos en donde te interesa más la historia que el juego en sí, pero viendo que la jugabilidad no es ninguna maravilla entonces recomiendo Youtube, Dailymotion o cualquier cosa si no quieres tocar el mando y dejar la mano en las palomitas.

¿Y qué hay de la historia del juego? Bueno, si no os importa lo dejaremos para una entrada futura en donde hablaré de las series animadas y los cómics de Megaman.

Megaman Soccer:


Sí, es justo lo que parece, Megaman jugando al fútbol...



Este juego apesta mucho.

Megaman Power Battle y Megaman Power Fighters:


Estos dos son bastante divertidos, más que completar una fase, la idea del juego es luchar contra los robot masters directamente y propinarles una paliza mediante combos y ataques, puedes jugar no sólo con Megaman, sino también con Protoman, Bass y hasta Duo.

Lo interesante del segundo juego, el Power Fighters, es que en los finales del juego se refleja que las mentes de CAPCOM saben más de los que nos están demostrando, por ejemplo, en el final de Bass, podemos ver que Wily tiene un robot escondido a medio construir, y asegura que ese robot es su obra maestra...


Y sí, ése es Zero de Megaman X. También nos muestran que Protoman tiene un cortocircuito que en algún momento lo matará, pero en lugar de dejar que el Dr. Light lo repare, Protoman decide irse sólo y desaparecer.

Megaman X es una saga que se da en el futuro de la saga original y muestra ciertas pistas sobre ello, los fans siempre nos hemos preguntado qué paso durante el fin del Megaman original y el principio del X, qué pasó con los personajes originales y de dónde salieron los personajes nuevos, y parece ser que en Power Fighters podemos encontrar muchas teorías.

Desgraciadamente CAPCOM se preocupó más por sacar experimentos a lo loco como Megaman Zero, Battle Network, ZX y Starforce en lugar de darnos una respuesta, así que si buscas el épico crossover que explique qué pasó entre el Megaman original y el Megaman X y saber cómo transcurre la historia entre estos dos, el Power Fighters es lo más parecido que vas a ver.

Megaman Battle & Chase:


Megaman en coches de carreras, waaaaau. Aunque en realidad es un poco mejor que el Megaman Soccer. Joder, por lo menos prefiero jugar a un juego de coches que uno de carreras.

Me hacen bastante gracia los coches de los personajes, por ejemplo aquí Rush es un coche y Megaman lo maneja, al igual que Treble hace con Bass, y Protoman conduce un coche hecho a partir de su escudo, y no sólo podemos jugar con los personajes principales, también podemos jugar con varios robot masters que a su vez tienen coches divertidos, por ejemplo Gutsman tiene un tractor, Napalmman tiene un tren raro y Quickman tiene un coche muy dinámico.

Es tan subnormal como aparenta, pero está bien para echarse unas risas si eres fan de Megaman, de no ser así, aléjate de él y juega mejor al Carmageddon.




Bien, aquí es cuando el Megaman clásico se toma un laaargo descanso de muchos años hasta volver con los dos últimos juegos de la franquicia, Megaman 9 y Megaman 10, pero de momento vamos a analizar el próximo gran paso de la franquicia con el mencionado futuro de la saga, Megaman X.

4 comentarios:

jap0112 dijo...

que bello era el megaman 8, aun se me derraman las lagrimas viendo ese opening

Anónimo dijo...

Muy bueno el articulo, pero creo que te equivocas al decir que en Megaman 8 fue cuando empezaron a hacer los concursos para dibujar y crear los Robots Master, en realidad comenzaron desde el megaman 2, según las historias contadas en el Artbook oficial de Megaman, Capcom no tenia ningún interés en hacer una secuela para el Juego de Megaman (Rockman), todo el Staff que trabajo en este juego fue enviado a trabajar en un juego de beisbol para Nes, según se cuenta Inafune pidió otra oportunidad, aquí es cuando surgen con la idea de dejar que los niños creen a los Robots Master al pedir sus dibujos en concursos de la compañía y así promover el juego, la técnica publicitaria dio tanto éxito que se siguió haciendo para el resto de secuelas, de hecho las revistas especializadas de Europa y Norteamerica, pedían los dibujos para estos concursos, aunque al final solo 2 Robots Master no son japoneses, son Knight Man y Wind Man ambos del Megaman 6

Luciano dijo...

Esta vez si que me decepcionaste Blue, deberías haber puesto el OP original de Megaman. "Electrical Communication" es la cúspide de los openings. Ya sea anime o videojuegos.

Blue Striker dijo...

[jap0112]

Muy buenos recuerdos, aún tengo la cajita del juego.

[Anónimo]

Cagada mía... La de cosas que se entera uno de repente, gracias por la aclaración.

[Luciano]

Yo no nací en Japón, nací en unos mocos de España llamados Islas Canarias, en Europa, por lo que mw tocó la versión PAL del juego y éste es el opening con el que crecí.

Related Posts with Thumbnails