lunes, 1 de agosto de 2011

Solo los gilipollas maricas se quejan cuando una película es demasiado violenta.



"Debido a sus altos contenidos violentos,
clasifico a esta película como una aberración audiovisual".
Traducción: soy una nenaza que no soporta ver descuartizaciones.


Pues sí, lo creáis o no, a pesar de que finalmente hemos llegado a una época en la que la libertad de expresión tiene (irónicamente) la libertad de gratificar a la gente BADASS con sabrosa violencia y brutalidad con total legalidad y la aprovación general del público, aún hay gente que critica negativamente a las películas por ser demasiado violentas.

¿Qué coño le pasa a esta gente? Si es que hace falta seguir siendo así de maricón como para seguir quejándose solo porque unas gotitas de sangre le asusten. Está bien si eres un cagón que se mea encima hasta con ver piel muerta, pero no arruines la fiesta a los demás diciendo que películas como Brain Dead, Evil Dead o las películas de zombies son una mierda solo por ser violentas, ya que precisamente por eso nos gustan tanto.

Es más, del mismo modo que ellos se quejan cuando una película es demasiada violenta, yo me quejo cuando una película no es lo suficientemente violenta.

Por ejemplo, Harry Petas, la historia de un emo gafotas al que un enfermo pederasta con cáncer quiere violar, cuando finalmente vi la última película, no solo me quejé de las malas coreografías, la falta de carisma de los personajes y la historia sosa, aburrida y llena de paranoyas de relleno, también me quejé de que ni siquiera salía una gota de plasma sanguíneo en toda la película, ¿y por qué? Porque las varitas mágicas solo sueltan chispitas que noquean o como mucho te transforman en papel higiénico negro, y eso es aburrido, infantil, inmaduro y estúpido.

Si las varitas mágicas reventasen estómagos e hicieran vomitar a sus víctimas al menos lo habría encontrado bastante espectacular, pero nooooo, resulta que las fans del Petas son tan cagonas como las crepusculeras, y no puedes poner sangre porque se asustarían, estúpidas zorras asustadizas.

Joder, cuando Neville decapitó a esa serpiente ni siquiera ésta soltó sangre, en vez de eso se convirtió en polvo y ya está, menudo timo.


Cuando en una película ves que un objeto puzante
en lugar de cortar la carne, como muestra la imagen, convierte a la propia
víctima en polvo, entonces no lo dudes, te han timado y bien.


Lo que deberíamos hacer para silenciarlos por completo, o al menos para reirnos de sus gritos en celo, es llevar la violencia a un nivel mucho más alto, hacer las muertes mucho más sangrientas y cuidando todos los detalles, que se vea bien cómo se destrozan cada uno de los músculos mientras los huesos, las venas y los nervios se van separando poco a poco.

Y no solo aumentar la violencia en la cinematografía, también llevarla a la televisión, cuando ves que en la tele echan demasiados programas del corazón, mariconadas como Glee o Mujeres Desesperadas y dibujos animados en horrorosos CGs, te das cuenta de que la televisión está muchísimo más jodida de lo que estaba.

Lo que necesitamos para la tele es un concurso estilo Saw, encerramos a varios famosos en una casa llena de trampas, y será un concurso en donde el premio es salir de la casa vivo, y los perdedores serán torturados brutalmente. Probablemente esos gafapastas critiquen al programa por ser demasiado violento y encima salgan hippies reclamando derechos humanos o más gilipolleces, pero confiad en mí, el programa será un gran éxito.

Señores, debemos impedir que gilipollas así expresen sus diarreosas opiniones y dejen a nuestras obras maestras favoritas en mal lugar, necesitamos violencia, con la violencia se consigue carácter, con el carácter se consiguen cojones, y con cojones bien puestos evitaremos comer mierda innecesariamente.

5 comentarios:

Mr. Angelu dijo...

¿Hay gente que se queja de la violencia? No tenía ni idea, debe de ser porque me la resbala.
Pero sí, la televisión se merece algo más de acción. A favor de tu propuesta.

Méndez dijo...

Bueno, la idea es: "O pones violencia, o no la pones." Quedarse a medias para no traumatizar a los chavales es una tontería (además de que es necesario traumatizarles un poco, coño).

Así que en gran medida, estoy de acuerdo con usted.

Blade, Vampire Hunter dijo...

"Cuando en una película ves que un objeto puzante en lugar de cortar la carne, como muestra la imagen, convierte a la propia víctima en polvo, entonces no lo dudes, te han timado y bien."

Mira, bicho azul de los cojones. Que los 'mothafucka' vampiros a los que me enfrento se conviertan en esqueletos rosas mientras se retuercen de dolor no es culpa mia.

Pero para mi es una ventaja de cojones no tener que ir deshaciendome de los cuerpos, asi que no me quejo.

jap0112 dijo...

Haber... entonces que importa la trama, ¿si te ponen tres putas descuartizadas, y un mamon con moto sierra ya puedes quedar conforme con la película?
la violencia es a las películas al moe para el anime, llega a cansar y es un tapadero para evitar escribir una trama.
aunque nunca es molesto ver algo de violencia en las peliculas.

Anónimo dijo...

Sólo una cosa, Blue Striker.
Las pelis de Harry Potter no hacen honor a los libros.
De hecho hay un conjuro que seguro te gustaría: Sectusempra. Al parecer en la pelicula no aparece la escena en la que Harry se la lanza a Malfoy, y éste se queda en el suelo, desangrándose por las múltiples heridas que le ha abierto el hechizo.

Related Posts with Thumbnails